En la solicitud de financiación, pedimos el CIF de la empresa, el importe y el proyecto que deseas financiar. Según el importe y proyecto te proponemos un plazo que consideramos es el adecuado para una inversión como la que quieres llevar a cabo.

Igualmente, este plazo es solo una recomendación y es susceptible de cambio a medida que avanza la solicitud y nuestro equipo habla contigo para ver las necesidades de tu empresa.

Además, al terminar la solicitud, te mostramos un plazo y cuota mensual estimada ateniéndose a la capacidad de endeudamiento de la última documentación presentada al Registro Mercantil. De nuevo, este resultado es una estimación y las cifras pueden variar a medida que avanza la solicitud.

El equipo de Relación con Empresas estará a tu disposición para negociar diferentes propuestas.

¿Encontró su respuesta?