Recordatorio sobre los reembolsos

La mayoría de los proyectos de October son préstamos amortizables. Con este plan de pago, la empresa paga el capital y los intereses mensualmente, mientras dure el préstamo. Parte de la mensualidad es el interés, la otra parte es el capital.

Método de redondeo de las cuotas mensuales

Cuando generamos un calendario de amortización individual, calculamos el importe del capital y de intereses que deben reembolsarse al inversor con 6 decimales. Este importe exacto es él que aparece en el calendario de amortización en formato Excel que está disponible en la pestaña Resumen de la Cartera.

Sin embargo, las transferencias de fondos no pueden manejar más de 2 decimales. Por lo tanto, la cantidad transferida a la cuenta October del inversor tiene que ser redondeada.

¿Cómo se redondean los reembolsos en October?

October utiliza el truncamiento para manejar los reembolsos. Las cuotas mensuales ingresadas en la cuenta October del inversor se truncan al céntimo más bajo. Las cantidades truncadas se suman cada mes hasta que superan el céntimo. Al mes siguiente, este céntimo pendiente de abonar se añade a los reembolsos del mes y se paga al inversor.

Tomemos el ejemplo de un inversor con una cuota mensual de 10,0055 euros.

  • Mes 1: October ingresa 10,00€ en la cuenta del inversor. Por lo tanto, October todavía debe al inversor 0,0055€.

  • Mes 2: el importe debido al inversor es de 10,0110€ (10,0055€ + 0,0055€). October trunca el importe al céntimo más bajo y transfiere 10,01€ a la cuenta del inversor. October debe ahora 0,0010€ al inversor.

  • Mes 3: el importe debido al inversor es de 10,0065€ (10,0055€ + 0,0010€). October devuelve 10,00€ al inversor y añadirá los 0,0065€ restantes al importe de la siguiente cuota.

Los inversores reciben el importe redondeado en una cuota dada en las siguientes cuotas, excepto para la última cuota. Por lo tanto, el importe máximo que se puede perder por el redondeo en cada proyecto es de 0,0099€.

Casos especiales: ¿qué pasa cuando se modifica el calendario de amortización?

Si se produce un cambio en el calendario de amortización inicial (si una empresa amortiza anticipadamente, si recibimos un pago de regularización por una cuota impagada o si se reestructura el préstamo), el redondeo se realiza a nivel del calendario de amortización general de la empresa cliente y no a nivel de los calendarios de amortización individuales de los inversores que financiaron el proyecto. Esto repercute en la forma en que los reembolsos se mostrarán en la cartera de los inversores.

En estos casos, el importe total (incluido el capital y los intereses) que debe reembolsar la empresa para reembolsar el préstamo se redondea al céntimo más próximo (a diferencia de los demás reembolsos que se truncan al céntimo más bajo) y se divide entre cada inversor, al prorrata del importe prestado. Con este método de redondeo, la cantidad máxima que puede ser perdida o ganada debido al redondeo en cada proyecto es de 0,0049€.

Primero calculamos cuánto tiene que recibir cada inversor y luego calculamos el reparto entre capital e intereses.

¿Cómo calculamos la división entre el capital y los intereses a devolver a los inversores?

Decidimos no redondear el importe de los intereses que se devuelven a los inversores, que se expresa con 6 decimales. Este importe exacto de los intereses es un importe contable y no representa un flujo de caja real. A continuación, nos referiremos a este importe contable como "importe total de intereses".

Para calcular el importe del capital, utilizamos la siguiente fórmula:

Importe total reembolsado a los inversores - Importe total de intereses = Importe total de principal

El capital a devolver se calcula como la diferencia entre el importe total reembolsado, que es un flujo de caja real, y el importe total de intereses, que es una cantidad conceptual.

Debido al redondeo, puede haber una diferencia de 0,0049€ en el importe total reembolsado a los inversores. Por la forma en que dividimos la cuota, esta fracción de céntimo de diferencia se refleja en el importe de capital reembolsado y no en el importe de intereses. Por lo tanto, cuando consideras que te falta un céntimo de capital, en realidad es porque te hemos pagado un céntimo más en intereses. Además, no se retienen impuestos sobre un céntimo. Lo que realmente importa es la cantidad que recibes más que la división de capital e intereses.

Este sistema de redondeo asegura que no perderás más de un céntimo en cada proyecto y lo hace lo más justo posible para todos.

¿Encontró su respuesta?